¿Por qué tengo el pie frío? ¿Cuáles son las causas y qué solución puede haber? ¿Te sudan los pies y continúan fríos?

Presta atención a todo lo que te vamos a contar en este post. Si tienes el pie frío lo sabrás todo sobre esta sensación y, como te hemos adelantado, vamos a hablar de los motivos y cómo solucionarlo.

Es cierto que tener los pies fríos puede considerarse como algo normal si nos encontramos en invierno. Pero no te puedes fiar. A veces, esa sensación puede esconder otras anomalías o afecciones. Vamos a verlo todo, no te preocupes.

Pie frío: Causas más comunes

Por supuesto que vamos a empezar por las causas más comunes. Lo que sí nos gustaría decirte ya desde un principio es que no está de más que acudas a profesionales de la podología. Ellos más que nadie sabrán decirte las causas de tu pie frío. Nosotros estaremos encantados de atenderte.

Dicho esto, es el momento de analizar los motivos. Vamos a ello:

Circulación sanguínea irregular

La sangre, entre otras muchas misiones, tiene la de mantener la temperatura corporal constante.

Si la circulación no es correcta y la sangre no llega a los pies puede ser uno de los motivos de tener los pies fríos. Es más. Cuando la circulación sanguínea no es adecuada la primera zona del cuerpo que sufre esa sensación de frío es el pie.

Mucho cuidado con esto que te estamos contando porque puede ser la antesala de un problema mayor.

Falta de movimiento

El pie frío es consecuencia de estar parado durante mucho tiempo lo que provoca una reducción de la circulación sanguínea.

Problemas neurológicos

Si tienes un problema neurológico tus pies no van a enviar la orden para que estén a una temperatura normal. Este problema neurológico va asociado a la sensibilidad en nuestros pies.

Malos calcetines y malos zapatos

Esto no tiene mayor gravedad. Hay que llevar siempre el calzado adecuado. Un calzado que si va a acompañado de los mejores calcetines, mejor que mejor. En este artículo te hablamos sobre qué zapatilla elegir.

Escoge un calzado adecuado para evitar los pies fríos

La solución a los pies fríos

Si hay un problema debe existir una solución. Por supuesto que también existe cuando estamos hablando de pies fríos.

Una de las soluciones más eficaces es tomar baños de agua fría y caliente para, de esta manera, reactivar la circulación sanguínea.

Hay otros muchos remedios caseros pero la mejor solución te la va dar, sin duda, tu podólogo.

blank

Lesiones en los pies fríos

Todo lo que te acabamos de contar puede desembocar en ciertas lesiones como por ejemplo:

  • Congelación. Si no existe riesgo sanguíneo, el pie se puede volver negro provocado lo que se conoce como necrosis. Es urgente acudir a un especialista.
  • Sabañones. Se trata de una lesión de la piel que suele volverse de un color violáceo. Mucho cuidado porque los sabañones suelen ser dolorosos.
  • Pie de trinchera. Recibe este nombre porque era una enfermedad que se detectó en los soldados de la Primera Guerra Mundial. Pasaban largas horas con frío y humedad y con unas botas muy estrechas. Es una enfermedad en la que se llegan a perder los dedos.
  • Acroncianosi y eritocianisos. Enfermedades graves en la que pueden aparecer úlceras. Estamos hablando de dermatitis por sensibilidad al frío.

¿Por qué me sudan los pies y están fríos?

Es posible que tus pies estén sudando pero continúan fríos. En principio esto puede parecer una contradicción, ¿verdad? Pues no. Y existen varias razones para que ello ocurra.

Esta sudoración puede ser consecuencia de una mala circulación sanguínea. Si los pies sudan lo que provocas es más frío en la piel y agrava la sensación de frío.

Otro de los motivos de la sudoración en los pies es la mala higiene. Si los pies no se lavan adecuadamente, pueden acumular bacterias y hongos, lo que puede provocar sudoración excesiva y mal olor.

Si utilizas zapatos cerrados y sintéticos es más que posible que tus pies suden. Los mejores zapatos son los de piel. Y mucho cuidado con las chanclas que te pones para ir a la playa o a la piscina.

Es mucho mejor que consultes con tu podólogo qué calzado utilizar en cada estación del año.

Por último, decirte que en algunas personas, el estrés y la ansiedad también son causa de que les suden los pies.

¿Te ha gustado? Valora este artículo
(Votos: 63 Promedio: 4.6)

Pide cita para que te valore uno de nuestros podólogos.

Suscríbete a nuestra Newsletter.

Déjanos tu email y serás el primero en enterarte de nuestras actividades y novedades.