Cualquier deportista se hace esta pregunta en algún momento de su trayectoria, aunque sea amateur. El tipo de pisada es uno de los factores que más afecta al rendimiento deportivo a todos los niveles.  ¿Tengo pisada pronadora?, ¿o será supinadora? El tipo de pisada determinará las características del deportista, así como los diferentes riesgos y problemas futuros que puedan derivarse de cada una de ellas.

En este artículo queremos romper el mito de ser supinador o pronador, porque casi nadie es una cosa u otra al completo.

¿Preparado para conocer tu pisada? ¡Empecemos!

Para comenzar aclaremos que casi nadie es pronador o supinador completo

La pronación y la supinación es un movimiento que se da dependiendo del momento que observemos el pie en el apoyo en la fase de la marcha:

  1. Contacto de talón.
  2. Apoyo completo de pie o mediopié.
  3. Fase de despegue o antepié.

Casi nadie es pronador o supinador completo. Hay que observar en qué momento uno prona y en qué momento uno supina, si es patológico y la diferencia entre una pierna y otra: esa simetría de apoyo relacionada con el resto del cuerpo: rodilla, cadera y espalda.

Anatómicamente el pie se divide en 3 bloques:

  • Retropié o talón.
  • Mediopié o zona media del arco.
  • Antepié o metatarsianos y dedos.
¿Pie pronador o supinador?

La idea es romper con el mito de ser pronador o supinador porque, por ejemplo, mucha gente entra en supinación al inicio de la marcha, y luego cuando va a hacer el contacto total prona en exceso o tiene una hiperpronación, y sin embargo en la fase de despegue supina.

Lo más importante es ver la diferencia de apoyo entre ambas piernas, en relación con rodilla, cadera y raquis o espalda, cómo funciona ese cuerpo en conjunto con ese mecanismo de pie izquierdo y derecho.

Diferencias entre pisada pronadora, pisada supinadora y pisada neutra

Vamos a explicarte qué es la pisada pronadora, la pisada supinadora y la pisada neutra, así como saber identificar las características de cada una de ellas y algunas recomendaciones para mejorar tu calidad de vida.

Como hemos explicado anteriormente, existen 3 tipos de pisada. La mayoría de nuestros pacientes desconocen la pisada neutra.

Cada paciente tiene un tipo de pisada única, por ello siempre se recomienda acudir a un podólogo especializado en el estudio de la pisada. De esta manera, se determinará si la pisada es pronadora, supinadora o neutra, en según qué fases de apoyo de la marcha.

Pisada pronadora

La pisada pronadora es aquella en la que el corredor, o deportista, distribuye la mayoría del peso del cuerpo sobre el interior del pie, aplanando el arco plantar, más conocido como puente. Este tipo de pisada se da en la mayoría de los corredores.

En la pisada pronadora el tobillo se inclina hacia dentro cuando pisas.

Pisada supinadora

La pisada supinadora es aquella en la que el corredor, o deportista, distribuye la mayoría del peso del cuerpo sobre el exterior del pie, provocando una separación perceptible de las piernas. Este tipo de pisada se da en una minoría de corredores, en torno a un 10%.

En la pisada supinadora el tobillo se inclina hacia fuera cuando pisas.

Pisada neutra

La pisada neutra, más conocida como pisada universal, es aquella en la que el movimiento del pie, que realiza el deportista, comienza en el exterior del talón y progresa hacia delante e interior del pie. Con esta pisada el pie no sufre sobrecarga en ninguna de sus partes.

En la pisada neutra el tobillo se queda en una posición vertical sin inclinarse.

¿Cómo saber el tipo de pisada que tengo?

En Clínica Poyatos te recomendamos que acudas a nuestra clínica para realizar un estudio de tu pisada, ya que contamos con la última tecnología, la cual nos permitirá determinar exactamente tu tipo de pisada y qué tratamiento es el más adecuado.

Estudio de la pisada pronadora y supinadora

¡Cuidado con seguir algunos trucos caseros que se encuentran en internet! Identificar el tipo de pisada es una labor compleja que tiene múltiples factores a estudiar. Un análisis doméstico puede llevarte a conclusiones equivocadas. Ante cualquier duda con tu tipo de pisada, mejor ponte en contacto con profesionales.

Causas y consecuencias de los diferentes tipos de pisadas

Aquellos “deportistas con pisada pronadora”, cuando pisan durante su actividad física, se produce un giro del tobillo hacia dentro. Esta pisada provoca que la tibia se torsione buscando compensar el movimiento del pie, algo que provoca que sufran las rodillas y la cadera, pudiendo generar tendinitis tibiales o tensiones en los ligamentos de la planta del pie.

Por otra parte, a los “deportistas con pisada supinadora” se les gira el tobillo hacia fuera, justo al contrario que los pronadores. En este caso se pueden generar problemas más relevantes que en los casos de pisadas pronadoras como: problemas en el sóleo o una mayor predisposición a sufrir esguinces.

La pisada neutra es aquella que todo runner o deportista desea, ya que es la mejor que se puede tener y es la que menor riesgos, problemas y consecuencias presenta.

Importancia de la pisada en el deporte

Saber qué tipo de pisada tiene cada deportista puede marcar la diferencia entre el éxito deportivo y una lesión. Es de vital importancia identificar el tipo de pisada, conocer sus riesgos y ponerle remedio cuanto antes. Todo esto se puede conseguir con un estudio de la pisada como el que realizamos en Clínica Poyatos.

Al realizar este estudio se identifica el tipo de pisada y las necesidades que tiene cada paciente, tratando el problema desde su origen. Esto permitirá al deportista dar el 100% en sus competiciones o disfrutar de su deporte favorito sin molestias.

La importancia de la pisada en el deporte

Esperamos que este artículo te haya ayudado a poder conocer los tipos de pisada, aunque te recordamos que dada su complejidad la mejor opción que tienes para detectar qué tipo de pisada tienes según la fase de apoyo de la marcha es ponerte en contacto con una clínica podológica especializada en el estudio de la pisada.

Consúltanos y realizaremos un estudio completo de tu pisada para controlarla y mejorar tanto tu calidad de vida como tu rendimiento deportivo.

Consulta con un especialista.

Pide cita

Continúa leyendo