Cuidar los pies es vital para disfrutar de una buena salud; por eso es muy importante no olvidarnos de ellos, e integrar en nuestra rutina diaria una serie de hábitos para mantener los pies sanos. Pero es posible que a veces suframos algunas molestias y dolores; por ejemplo, un dolor intenso en la parte interna del talón o en las plantas de los pies. Si te sucede esto sigue leyendo, porque en este artículo vamos a explicarte todo lo que necesitas saber acerca de cómo se previene y trata la Fascitis plantar.

La fascitis plantar se produce cuando se inflama la fascia plantar, un tejido elástico situado en el talón y que va hasta debajo de los dedos del pie. La fascia plantar tiene una gran función biomecánica al caminar. Es la responsable, junto con otras estructuras del pie, de: sostener el arco del pie, proteger los huesos llamados metatarsianos, y también se encarga de absorber y devolver la energía que se origina cuando el pie golpea contra la superficie.

 

Consejos para prevenir la fascitis plantar

Queremos compartir contigo los mejores consejos para prevenir la fascitis plantar, así disfrutarás mucho más de todas tus actividades diarias y gozarás de una buena salud en tus pies.

Esta patología es una de las que más afecta al talón, sobre todo a deportistas, personas que utilizan un calzado no adecuado y mujeres que suelen utilizar zapatos con mucho tacón, y personas con una mala pisada. En todos estos casos ocurre que el apoyo de la planta del pie no se realiza correctamente, y por lo tanto la función que cumple la fascia plantar se ve alterada. Y dicha función, muy importante para la biomecánica del pie, es junto con otras zonas del pie:

Realiza calentamientos y estiramientos antes y después del deporte

Si eres una de esas personas a las que les gusta seguir un estilo de vida saludable, te gustará hacer ejercicio varias veces por semana. Realiza calentamientos y estiramientos antes y después del deporte, y esto te ayudará a prevenir la fascitis plantar.

Elige un zapato cómodo y adaptado a tus pies

El tipo de zapato que utilices influirá, en gran medida, en la salud de tus pies. Así que, elige un zapato cómodo y adaptado a tus pies.

Si sueles utilizar zapatos de tacón, intenta incluir entre tus tipos de calzado también el calzado plano de forma progresiva para que tus pies se vayan adaptando. Y procura que, sea cual sea el zapato que utilices, su suela no sea demasiado suave o demasiado rígida.

Acude al podólogo con regularidad

Sin duda, revisar tu salud y acudir al podólogo con regularidad es la mejor prevención para evitar la fascitis plantar. El podólogo te indicará si tus pies están sanos, si necesitas algún tratamiento personalizado de Podología y/o Posturología, y te podrá asesorar sobre qué tipo de calzado utilizar.

 

Cómo se trata la fascitis plantar

Ahora que ya sabes el porqué de esta lesión, lo siguiente es saber cómo se trata la fascitis plantar.

Como ya te habrás imaginado, el tratamiento de fascitis plantar dependerá en cada persona. Y es el especialista el que determinará cuál de las soluciones es más adecuada para cada paciente.

La fascitis plantar afecta cuando se produce una sobrecarga en el ligamento, como consecuencia de que los músculos del pie no están realizando su función de forma adecuada. Y el dolor que provoca suele ir aumentando poco a poco y en función de la sobrecarga a la que se ejerce el pie; y aunque es posible que el dolor vaya desapareciendo a medida que el pie realiza el movimiento, y pasado unos minutos desde que comenzó a manifestarse, no hay que dejarlo pasar y recomendamos acudir lo antes posible a una clínica de podología.

Tratamiento de la fascitis plantar

Lo primero que se necesita para aplicar al paciente un tratamiento de fascitis plantar, es averiguar las causas de su aparición para corregirlas. Y en muchas ocasiones puede ser una mala pisada, por lo que acudir al Podo-Posturólogo es esencial para decidir el tratamiento definitivo.  

La fascitis plantar, dependiendo en cada paciente, se puede tratar mediante:

  • Fisioterapia
  • Infiltraciones
  • Terapia con láser
  • Férulas o vendajes
  • Medicación antiinflamatoria
  • Cirugía (siempre como última opción)

Una vez que el paciente ha mejorado y ya no padece fascitis plantar, es muy importante que cuide sus hábitos y siga las instrucciones del especialista para evitar que el dolor y la lesión vuelvan a aparecer.

 

Ahora que ya sabes cómo se previene y se trata la Fascitis plantar, esperamos que nunca la padezcas. Pero si sospechas que es lo que te sucede o tienes cualquier otra molestia o dolor en los pies, contacta con nuestros equipos; en Clínica Podológica Poyatos, en Málaga y en Marbella, estaremos encantados de ayudarte para que tu vida sea normal cuanto antes. ¡Te esperamos!