Postura y respiración van de la mano, si una falla, la otra también. Aunque esto sea una evidencia científica, gran parte de la población desconoce esta relación y, más aún, la importancia de la respiración nasal y de cómo afecta a nuestra postura y a los movimientos que realizamos en nuestro día a día.

Antes de comenzar el artículo vamos a exponerte un ejemplo para que comprendas a qué nos referimos.

Supongamos una persona con tristeza: su postura estará marcada por una curvatura en la zona alta de la espalda, con los hombros inclinados hacia adelante, y con la cabeza y la mirada hacia el suelo. Como consecuencia, pierde capacidad de inhalación en profundidad, limitando la cantidad de oxígeno que entra en su cuerpo, disminuyendo la capacidad de ejecutar ejercicios físicos.

Este ejemplo resulta bastante ilustrativo, ¿verdad? Partiendo de este ejemplo, comenzamos a desgranar la respiración, la nasal y su importancia para nuestra postura.

El proceso de respiración se basa en la contracción del diafragma y en la expansión de los pulmones para captar el aire. De esta manera, el oxígeno pasa de los pulmones a la hemoglobina de la sangre, la cual se encarga de distribuir el oxígeno por todos los órganos a través de las arterias.

Una vez que este oxígeno llega a las células, se genera dióxido de carbono, el cual vuelve a los pulmones por las venas y se expulsa con la expiración del aire.

La respiración | Clínica Poyatos

¿En qué influye la respiración?

El ser humano es capaz de permanecer días sin beber agua, incluso varias semanas sin comer alimentos, pero sin respirar oxígeno no sobreviviríamos más de algunos minutos.

Además, la respiración es crucial para cualquier acción que realizamos en todos los momentos de nuestra vida.

¿Por qué debemos respirar por la nariz?

Tal y como demuestra el estudio de ScienceDirect, más de la mitad de la población respira por la boca, lo cual tiene numerosos problemas asociados.

Si nos fijamos en el desarrollo del propio ser humano, desde nuestros ancestros hasta nosotros, la nariz evolucionó formando un tabique con dos orificios verticales, permitiendo que se inhalase el aire en un ángulo de 90º, humedeciéndolo para mejorar la capacidad aeróbica de nuestros ancestros.

¿Por qué debemos respirar por la nariz? | Clínica Poyatos

Es decir, gracias a la respiración nasal se consigue:

  1. Humidificación del aire.
  2. Aumento de la capacidad aeróbica.
  3. Recuperación de la humedad corporal.
  4. Minimización de la pérdida de agua.
  5. Mejora del rendimiento deportivo/actividad física.
  6. Filtrado de partículas en suspensión.
  7. Aumento de la producción de óxido nítrico.

Problemas asociados a la respiración por la boca

Nuestra evolución nos ha “diseñado” para respirar de manera predominante por la nariz, pero, como te hemos expuesto anteriormente, la mayoría de la población respira por la boca. Esto provoca diferentes problemas, como son:

  • Problemas mandibulares.:
    • Maloclusiones.
    • Sequedad.
    • Caries.
    • Etc.
  • Aumento de la probabilidad de padecer asma.
  • Disminución de la capacidad aeróbica.
  • Aumento de la frecuencia de respiración.
  • Problemas posturales

¿Cómo influye la respiración en nuestra postura y en cómo nos movemos?

Resulta de vital importancia respirar bien para mantener una postura adecuada y poder movernos sin molestias, dolores o de manera ineficiente.

Esto se debe a que una respiración ineficiente induce a cambios estructurales en nuestro organismo, como pueden ser alteraciones posturales. De no ser corregida, tanto el problema respiratorio, como el postural, estaremos adentrándonos en un círculo vicioso de disfunción respiratoria.

¿Cómo influye la respiración en nuestra postura y en cómo nos movemos? | Clínica Poyatos

¿Recuerdas el ejemplo que te expusimos al principio? Esa respiración ineficiente, unida a la mala postura del paciente, pueden derivar en problemas articulares (joroba en la parte alta de la espalda o en la espalda en su conjunto), dolores agudos (dolor de cabeza o dolor en articulaciones, como los hombros) y pérdida de capacidad aeróbica.

Por todo ello, las personas que respiran mejor, se mueven mejor.

¡Hay que moverse!

Realizar ejercicio físico y llevar una vida activa es crucial para nuestro organismo. El mero hecho de movernos nos obliga a respirar. Si somos capaces de, conscientemente, respirar por la nariz, habituaremos a nuestro organismo a recuperar la respiración nasal.

Aunque, obviamente, hay momentos en los que por la actividad que desarrollemos y por la fatiga, necesitaremos recurrir a la respiración por la boca para recuperar, pero debemos tratar de respirar por la nariz, y movernos, siempre que podamos.

En la mayoría de casos de respiración ineficiente y de problemas de ausencia de respiración nasal, existe un problema postural asociado. Por ello, te recomendamos que acudas a cualquier de nuestras clínicas para comenzar un tratamiento de posturología con el que recuperar y mejorar tu respiración.

¿Te ha gustado? Valora este artículo
(Votos: 4 Promedio: 5)

Consulta con un especialista.

Pide cita

Suscríbete a nuestra Newsletter.

Déjanos tu email y serás el primero en enterarte de nuestras actividades y novedades.


Continúa leyendo