Las plantillas, ortesis plantares o soportes plantares, son uno de los elementos más importantes en el campo de la podología. Son de gran utilidad para el tratamiento de diversas patologías, ya que a través de modificaciones en la percepción de nuestro pie, podemos cambiar movimientos y gestos inconsistentes del movimiento no solo del pie, sino de rodilla, cadera y espalda. Siempre con el objetivo de mejorar nuestra estabilidad y por consiguiente el movimiento.

Son uno de los tratamientos más utilizados por podólogos, fisioterapeutas, readaptadores, traumatólogos y rehabilitadores.

Sin embargo, en ocasiones nos encontramos con pacientes que han probado plantillas, no han resultado satisfechos con los resultados y nos piden ayuda para sacarle el mayor beneficio a sus plantillas.

Estos problemas previos con el uso de este elemento se pueden deber a diferentes factores, como: un diagnóstico erróneo, el tipo de plantilla no es la que necesitas, las correcciones que lleva la plantilla no son las apropiadas, un uso inadecuado, un desgaste excesivo de la propia plantilla, una mala combinación de plantilla y zapato, etc.

En este artículo vamos a exponerte todo lo que necesitas saber sobre las plantillas, desde los tipos que existen hasta los objetivos que tienen.

El objetivo principal de las plantillas a medida (sean del tipo que sean, lo cual lo va a marcar siempre las características del paciente) para los pies es mejorar la mecánica del mismo y su movimiento, de manera que el resto del cuerpo también pueda trabajar de forma correcta, sin alteraciones y sin hacer un mayor gasto muscular que genere fatiga, y a posteriori, molestias.

Aunque se trate de un elemento que se coloca en la planta del pie, no afecta solo al pie, sino a todo el cuerpo en su conjunto. Por ello, cuando se comienza un tratamiento de plantillas se debe valorar el resto del cuerpo, la movilidad de sus articulaciones y sus músculos.

Si no se tienen en cuenta todos estos factores, es muy probable que el paciente no consiga los objetivos ni veamos cambios positivos en nuestro organismo.

¿Para qué sirven las plantillas plantares? | Clínica Poyatos

¿Cuándo son necesarias?

La plantilla es una herramienta más para el tratamiento de numerosas patologías y alteraciones de movimiento. Por lo que su uso será necesario cuando se detecten alteraciones en la pisada o se sufran lesiones/molestias, tanto a nivel articular como muscular como nervioso.

Y no solo del pie, sino también si se detectan dolores o molestias en rodillas, caderas, lumbares, dorsales, cervicales, etc.

El Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana indicó que un alto porcentaje de la población necesita plantillas.

Tipos de plantillas

Hablar de tipos de plantillas es como hablar de coches, existen muchos tipos y modelos, pero lo importante de cada uno es que cumpla la función que necesitas.

Aunque no se deba hablar de “tipos de plantillas” como tal, ya que cada una de ellas está totalmente personalizada a las alteraciones y necesidades del paciente, a grosso modo podemos diferenciar entre:

Tipos de plantillas | Clínica Poyatos

Plantillas posturales

Este tipo de plantilla tienen una forma muy característica, porque tienen un diseño muy diferente al que todo el mundo tiene por plantilla en nuestra imaginación.

Las plantillas posturales son plantillas con un diseño plano, sin la típica forma anatómica que todos pensamos al hablar de plantillas.

Estas plantillas incorporan una serie de correcciones en función de cada paciente, a los cuales llamamos estímulos. Estos estímulos tienen la finalidad de cambiar la información que recibe nuestro cerebro y, de esta manera, modificar nuestros apoyos y, por consiguiente, nuestro movimiento corporal.

Recuerda que tu postura y movimiento es inconsciente, tal y como te explicamos en el artículo sobre consiciencia postural. No andamos pensando en como andamos, son mecanismos inconscientes que hemos aprendido desde pequeños, que se modifican y alteran con el tiempo, los cuales desde el pie podemos modificar para mejorarlo.

Este tipo de plantillas se centran en el producir cambios sobre la posición de todo el cuerpo, enviando señales al cerebro, mediante la corrección de la pisada, para modificar la posición global del cuerpo.

Plantillas posturales | Clínica Poyatos

Plantillas biomecánicas

Las plantillas biomecánicas sí que son el “tipo” de plantilla que todos tenemos en mente. De hecho, también son conocidas como “plantillas ortopédicas”.

Estas plantillas se caracterizan porque, por norma general, se elaboran a partir de un molde a medida de nuestro pie, y posteriormente se adaptan unos materiales que obtienen la forma de nuestro pie, dando contacto a toda la superficie plantar.

Adicionalmente, a las plantillas biomecánicas se les pueden añadir elementos de corrección, los cuales suelen rondar de 2 a 5 mmm.

Las plantillas biomecánicas se usan con muchísima frecuencia en el sector del deporte. El motivo radica en que ayudan muscularmente a que el pie haga menos trabajo, de manera que se mejora el rendimiento físico mediante el control de la pronosupinación del pie.

Plantillas biomecánicas | Clínica Poyatos

Plantillas mixtas

Tras más de 65 años, y 3 generaciones, trabajando en nuestra clínica, hemos avanzado y desarrollado nuestros tratamientos, modificando técnicas y metodologías de trabajo.

En nuestros comienzos únicamente existían plantillas biomecánicas u ortopédicas, posteriormente surgieron las plantillas posturales o exteroceptivas.

Hasta que, actualmente, gracias a la experiencia adquirida y a la formación, hemos derivado hacia un nuevo modelo de consulta y de plantillas, las mixtas.

Este modelo de plantilla combina los mejores aspectos de los dos tipos anteriores, generando un tratamiento más personalizado y más efectivo.

Cada una tiene su función, ni mejor ni peor, cada cual irá necesariamente bajo un correcto diagnóstico.

¿Cómo se confeccionan las plantillas?

En Clínica Poyatos realizamos las plantillas personalizadas con el siguiente procedimiento:

  1. Cita con el paciente para evaluar su estado funcional.
  2. Estudio de la pisada, análisis biomecánico y estudio postural.
  3. Moldeado del pie a través de escáner 3D o con espuma o escayola.
  4. Elección del tipo de plantilla en función de las características del paciente (posturales, biomecánicas o mixtas).
  5. Confección de las plantillas con toda la información previa.

Gracias a nuestro equipamiento de última tecnología, podemos completar el proceso y entregarte las plantillas en 3 días.

Beneficios de utilizar plantillas

  1. Previenen lesiones.
  2. Mejoran el rendimiento físico.
  3. Ayudan a una mejor pisada.
  4. Mejora de la estabilidad y el movimiento corporal.
  5. Distribuyen mejor las presiones.
  6. Mejoran la calidad de vida en general.
  7. Ayudan a un correcto desarrollo de los pies de bebés.
  8. Corrección de alteraciones de movimiento.
Beneficios de utilizar plantillas plantares | Clínica Poyatos

Plantillas o soportes plantares personalizadas

No existen dos pies iguales, cada uno tiene ciertas peculiaridades que deben ser analizadas en su conjunto para que reporten los beneficios deseados y eliminen por completo las molestias y dolores.

Como podólogos expertos, siempre asesoramos a nuestros pacientes uno a uno, de manera totalmente personalizada, elaborando plantillas personalizadas y adaptadas a sus necesidades.

Acude a cualquiera de nuestras clínicas para valorar el estado de tus pies y comenzar un tratamiento de plantillas a medida, en caso de que sea necesario.

¿Te ha gustado? Valora este artículo
(Votos: 2 Promedio: 5)

Consulta con un especialista.

Pide cita

Suscríbete a nuestra Newsletter.

Déjanos tu email y serás el primero en enterarte de nuestras actividades y novedades.


Continúa leyendo